jueves, 4 de agosto de 2011

CLUSTER TIC DEL TRIANGULO DEL CAFÉ




El encadenamiento regional de las TIC
LA PATRIA
Una importante lección brindan quienes forman parte de este nuevo proceso al lograr superar esos temores y pensar en grande, en región, para apostar por un futuro mejor para todos.
El nombre es rimbombante: "Clúster TIC del Triángulo del Café", que no es otra cosa que el paso formal para que empresas del Eje Cafetero que trabajan en desarrollos de las nuevas tecnologías sumen sinergias y de esa manera puedan irrigar mayores beneficios no solo para sus propios negocios, sino para la región. El proceso es además apoyado por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.
Un primer mito que se rompe es que nuestros departamentos -Caldas, Quindío y Risaralda-, separados por rencillas del pasado, no pueden lograr ponerse objetivos comunes porque la desconfianza no lo permite. Una importante lección brindan quienes forman parte de este nuevo proceso al lograr superar esos temores y pensar en grande, en región, para apostar por un futuro mejor para todos, conscientes de que nuestros mercados individualmente pueden ser muy poco competitivos, pero que al juntarnos se mejoran las posibilidades de manera enorme.
Otra lección es el aprendizaje y el crecimiento, pues lo que se inició como un proceso de certificación de calidad de talla internacional de una sola empresa terminó generando diálogos y complementos que llevaron a otras compañías del sector del desarrollo de software de los tres departamentos a conversar sobre propósitos comunes y a ver cómo les podía ir mejor a todos y no desgastarse por una competencia local, cuando lo importante es que en el mundo hay mercado para todos. Entenderlo así permitió ir ganando en confianza.
Fue una lástima conocer que la Alcaldía de Manizales, la misma que en el pasado celebró cuando esta capital obtuvo reconocimientos internacionales como ciudad digital, decidió no participar por considerar que se trata de una iniciativa cerrada. Todo lo contrario, se ha logrado abrir el panorama para que las empresas competitivas, las que ya han dado unos pasos puedan sumarse a este propósito. En estas sumatorias de esfuerzos es en donde más debería hacer presencia la Administración pública con su respaldo, tal como lo hizo el Ministerio.
Este logro es otro paso más en la consolidación de Manizales como ciudad del conocimiento, lo cual tiene como requisito indispensable pensar como región. A este se suman la creación del Centro de Bioinformática y Biología Computacional, Parquesoft, el Parque de la Innovación, el Tecnoparque del Sena, además de los que tienen cada una de las universidades que también han sumado a esta iniciativa. Vale decir que cuando se trata de empresas de este tipo, se está hablando de un componente clave de innovación, de inteligencia, de nuevos desarrollos que permiten abrir nuevos campos de producción en la sociedad del conocimiento.
Por todo lo anterior consideramos que hay que aprender de las lecciones que nos brinda este nuevo hecho de región, de emprendimiento, de liderazgo colectivo y replicarlo en otros procesos de ciudad. Si en cada cosa pudiéramos ser capaces de trabajar en equipo y hacerlo por objetivos que superen la meta individual sería mucho más fácil recorrer el camino hacia el desarrollo con competitividad. Que sea pues el primer paso de otras buenas noticias que pueden seguir sumando de cara a consolidar un proceso colectivo.
 SENA Comunicaciones